Soy lo que entreno

El blog de Playgolf Escuela de golf

SWING DE GOLF: ¿ Golpear hacia arriba con el driver?

Solemos ver a  muchos golfistas que tratan de golpear el driver hacia arriba por consejo de su profesor o de algún amigo más puesto que él en “lo último” en técnica de golf.  Con esta intención, llegan a adoptar posturas como esta:

Columna vertebral inclinada hacia la derecha.

Sin embargo, nosotros creemos que es mejor colocar la columna centrada. ¿ Te has fijado como lo hacen las estrellas del tour?

 

Lo cual, en la mayoría de los casos debería producir  backswings como este:

Creo que va a ser muy difícil mandar la bola larga y recta con este backswing ¿No crees? Tampoco se parece mucho al de los pros.

Este ya se acerca más. Los hay que no están tan centrados. Tienes razón. Pero te gusta mas este ¿verdad?

Y momentos de impactos tan orientados hacia la derecha como este:

Con esta posición de impacto, donde intento golpear hacia arriba, me voy a la derecha seguro. Mi cabeza está totalmente desplazada de su posición inicial.

 

En este impacto, facilitado por una buena posición de inicio, si tengo opciones de partir la calle por la mitad. Mi cabeza no se ha movido de la línea verde, es mi pelvis desplazándose hacia delante la que produce que el cuerpo se arquee.

Si nos vamos a los números de los jugadores del tour, nos llevamos una gran sorpresa. Resulta que , el gran Trackman nos dice  que los que realmente le pegan bien a la pelota en esto del golf, atacan la bola en un ángulo ligeramente descendente ¡ Sorpresa, no se le pega hacia arriba con el driver!

 

¿Existe una forma de hacer el swing para pros y otra para amateurs, que justifique que tu profe o tus amigos te hayan dicho que mires a la bola desde atrás e incluso que te inclines hacia el lado derecho? Pues, claramente, no.

Observa que , simplemente , alineando la bola con tu axila izquierda, tu cabeza ya queda por detrás de la bola. Esto te ayudará a llegar en un ángulo de ataque  menos descendente que con los hierros, pero no ascendente.

El swing no cambia , solo debes  cambiar el  palo y la posición de la bola con respecto a tu hombro izquierdo.

Esto a parte de tener más lógica. Parece más fácil ¿No?

Esto te ayudará a trabajar un backswing más centrado y , por lo tanto, más eficiente.

Debido a que tendrás más oportunidades de cuadrar la cara del palo en el impacto con  asiduidad.

Te voy a mostrar  unos ejemplos de jugadores que reconocerás de inmediato, para que veas que no invento nada. Piensa que estos hombres no son superhéroes  y que algún día también fueron amateurs como tú.

La cara del palo está cuadrada. La cabeza de Adam está en el mismo sitio que en la colocación ,pero su cuerpo se ha arqueado hacia adelante desde la pelvis  en el impacto.

Lo único que los diferencia de ti son sus conocimientos y las horas de entrenamiento. Así que ya sabes. Quién quiere algo,  algo le cuesta. No  quieres decir que tengas que llegar a su nivel, pero cuanto más te parezcas a ellos, mejor jugad@r serás.

Entonces… Si el ángulo de ataque es descendente y , por lo tanto negativo ¿ Por qué se levanta la bola ?

 

¿Has visto como reacciona la varilla de un driver ante un ” suave ” meneíto?

En función de tu velocidad de swing necesitarás una flexibilidad de varilla determinada. Esta te ayudará a conseguir el ángulo de lanzamiento adecuado.

Piensa también que la cara de un driver no está en totalmente perpendicular al suelo. Al igual que los hierros, también tiene grados ( Loft). Esto provoca que la bola inicie su vuelo hacia arriba.

 

 

Al llegar la cara del palo en ángulo descendente al impacto  y esta  apuntar hacia arriba por el loft , cuando la cara impacta con la bola provoca en esta un efecto hacia atrás ( Backspin) que también ayudará a la bola subir por el aire.

En teoría, cuanto mayor sea la velocidad con la  que el driver impacte con la bola, esta girará hacia atrás más rápido, provocando que alcance más altura. Saldrá más revolucionada.

La combinación de  factores  : la velocidad que genera el jugador en el impacto, la flexibilidad de la varilla , el loft del palo y la revoluciones con la que sale la bola influyen en su trayectoria final. Por lo tanto, habrá que ajustar una serie de variables para obtener la trayectoria y la distancia deseada.

Pero por favor… ¡No le pegues hacia arriba!

Es muy importante llevar en tu bolsa de golf , un driver perfectamente ajustado a tus características físicas y de golpeo, para que te ayude  a alcanzar tu máxima distancia con control y consistencia. Siempre, partiendo de la base de que conoces porque suceden las cosas y sabes como moverte. No busques milagros en el material.

¿ Que te parece ahora este swing?

¿ Y este?

¡Te animas a mejorar !

www.playgolfescueladegolf.com

 

En el putt es mejor pasarse o quedarse corto del hoyo.

En numerosas ocasiones durante las clases de putt algún alumno me pregunta: ¿ Qué es mejor pasarse o quedarse corto?  Buena pregunta.

A largo de los años mi respuesta ha ido variando:

  1. ” Si no llega no entra” Esta respuesta la aprendí de niño de un entrenador que tuve. Sentido común.
  2. ” Si te quedas un metro corto o te pasas por la misma distancia, da lo mismo. Ninguna de las dos ha embocado en el hoyo y tienes el mismo siguiente putt” Este razonamiento es mio. Ciencia, los números lo demuestran.
  3. “Si fueras a lanzar un papel a una papelera desde 3 metros ¿ Que harías?” Esta última me salió automáticamente  hace unos días en una clase de putt y motivó este artículo.

A mi me gusta sintetizar la manera de tirar un putt así : “Patea sin miedo  a la muerte” Esto no significa  golpear a pasarse, sino sin miedo a las consecuencias. Da lo mismo lo que suceda después. No te distraigas de lo que estas viviendo en ese momento.

Imagina a un jugador de baloncesto  tirando a canasta corto o largo, pensando en el posible rebote. Ridículo ¿no? Yo le diría: “Intenta encestar. Después ya veremos lo que pasa. Confía en tu equipo”

Solemos relacionar putt defensivo con tirar a acercar (Flojo) y putt agresivo con tirar a meter ( Fuerte).

Yo creo que un jugador de golf siempre tiene que intentar  acertar con la fuerza y  dirección justa para que la bola entre en el hoyo cayendo por el centro. Da lo mismo si es un  putt para bogey, par o birdie. Si es para ganar , empatar o pasar un corte. Tampoco importa si es con caída de izquierda o de derecha, cuesta arriba o pendiente abajo. Siempre hay que hacer lo mismo.

Unas veces te quedarás corto, otras te pasarás y otra embocarás. Así es la vida de dura y bonita.

Si te quedas corto no ha entrado y si te has pasado tampoco.  Sin embargo, nos sentimos más seguros si nos quedamos corto que si nos pasamos.

El miedo a las consecuencias normalmente nos hace quedarnos cortos del hoyo. El miedo a quedarnos cortos de nuevo, nos hace pasarnos del hoyo después. Si te das cuenta, lo que hay detrás de esto es un desajuste con el aquí y ahora. No estas en lo que estás.

Al final lo que reina detrás de pasarse o quedarse corto es el miedo a no poder resolver lo que venga después  o los recuerdos de putts anteriores. Miedo a fallar, a sumar golpes, a hacer el ridículo. Son tonterías, pero están ahí. Todos lo padecemos.

Por eso creo que siempre debemos hacer lo mismo, intentar dar la con la dirección y fuerza justas para que la bola entre en el hoyo. Si consigo embocar, pues  genial. Si no, lo  vuelvo  a intentar  en el siguiente.  Así hasta que emboque. Cada putt debería ser el primero  y el último de mi vida.

Cuanto más veces en tu vida,  hayas intentado dar con el putt justo,  combinando todas las posibles variables que pueden afectar a la rodada de tu boladistancias, tipos de hierba, velocidades de green , caídas, franjas horarias , climas…más registros tendrás en tu disco duro y, por lo tanto, serás más capaz de dar una respuesta precisa ante cualquier putt.

La experiencia es un grado, cuanto más hayas adquirido, más probabilidades tendrás de reaccionar con éxito a los estímulos del presente. Siempre y cuando sepas como permanecer en él. Todo se entrena. Ya hablaremos de esto más adelante.

Si fueras a lanzar un papel a una papelera desde 3 metros ¿ Que harías?”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En el campo de golf ¿ El driver da la gloria y el putt la victoria?

“El driver da la gloria  y el putt la victoria” es una máxima que todo persona que se haya acercado un poquito al golf ha escuchado o leído  alguna vez.

Desde que conozco esta expresión, siempre la he escuchado en un contexto, donde se pretendía solemnizar el golpe putt en el  deporte del golf. Hasta el punto de afirmar que es el palo más importante de la bolsa.

La mayoría de los jugadores aficionados se dedican muy poco a su putt. Los profesores siempre insistimos en lo importante que es y esta expresión la solemos utilizar mucho para motivar su práctica.

Sin embargo, esta aseveración no debe ser malinterpretada de cara a evitar falsas creencias entorno a patear. Una responsabilidad excesiva a la hora de enfrentarnos al green  conllevará  un aumento del estrés , haciendo que disminuyan nuestras probabilidades de éxito.

Cada golpe tiene la importancia que tiene. Ninguno está por encima de los demás.

En principio, tiene lógica dedicar más tiempo a tus golpes de salida y de aproximación. El driver es mucho más difícil de controlar que hacer rodar la pelota. Además para poder patear tienes que llegar hasta el green.

Prueba de esto, es que puedes llevar a un amigo a curiosear al putting green , enseñarle unas nociones , dejar que pruebe un poco y en unos minutos puedes jugar un partido con él ¡Hasta puede que te gane un hoyo y lo sabes!

Sin embargo, esto con el driver no pasa ¿Verdad ? . Como te divertirías buscando las bolas de tu amigo, si lo llevas al campo a jugar una tarde !eh!

Un buen golpe de driver es muy espectacular de ver. La sensaciones de realizarlo son increíbles y dominarlo ni te cuento. No obstante, meter o dejar cerca del hoyo, un putt de 10 metros, con una caída de vértigo, también lo es.

La fama, el esplendor, la buena reputación la puedes tener tanto por tú golpe de driver como por tu destreza con el putt.  Además ambos te generan endorfinas cuando lo haces bien. Los dos te dan la gloria.

Si llegas de cuatro  golpes al green haces un cinco. Si lo alcanzas de uno y , finalmente, necesitas 4 putts para meterla en el hoyo haces los mismos golpes ¿No?

El último golpe que ejecutas en el torneo, por norma general, es el putt, pero la victoria no te la da este. Algo habrás tenido que hacer antes, para darte la oportunidad de conseguirla  dentro del green.

Si dos jugadores llegan con el  mismo número de golpes al green , vencerá el que meta el putt. No olvides que ambos jugadores han tenido que llegar con la misma suma para que el putt se convierta en decisivo.

Con esto quiero decir que deberías dedicarle un porcentaje de tu tiempo de práctica a cada uno de los golpes que necesitarás en el recorrido. En especial aquellos que tienes peores números. Sólo así optarás a la victoria.

De este articulo podemos destacar las siguientes conclusiones:

  1. Cada golpe tiene la importancia que tiene. Ninguno está por encima de los demás. Con todos puedes alcanzar la gloria y  el conjunto necesitarás  para la victoria
  2. Practica todos los golpes. En especial en los que tengas las peores estadísticas.

 

 

 

 

 

« Siguientes entradas
A %d blogueros les gusta esto: