La suerte, que me coja entrenando

La suerte, en el golf, que me coja entrenando. Esa suerte, luego explicaremos cual ha sido en mi caso, en todos los aspectos de la vida, no solo en este deporte, siempre llega cuando uno esta trabajando en algo. No llega cuando esta viendo una serie a través de Netflix, no llega cuando estamos de cañas con los colegas y, me atrevería a decir, que en el golf, tampoco llega cuando estas en el tee de salida de ese hoyo con agua a la derecha y out a la izquierda. Aquí normalmente nos topamos con la mala suerte. En este puto deporte, la suerte llega cuando uno esta en la zona de prácticas devanandose los sesos para mejorar su movimiento y su golpeo.

LA SUERTE, EN GOLF, QUE ME COJA ENTRENANDO

Soy jugador profesional, en mi etapa juvenil llegue a ser handicap 0, pero desde aproximadamente los 15 años estoy sumido en una profunda crisis de golpeo. Mis golpes no salen como a mi me gustaría, y menos en el terreno de juego, no me permiten hacer buenos resultados. Llevo muchos años peleando contra mi “Banana Hulk”, bauticé así al golpe que me lleva reventando las vueltas durante años, una bola que sale por la derecha y cierra profundamente hasta irse al carajo por la izquierda del objetivo. Lo he tratado de corregir de mil maneras, ¿Cuantas veces habré dicho, lo tengo? ¿Cuantas veces habrá dicho un golfista que lo tiene? Después de muchos “lo tengo” esta vez puede ser la buena. He intentando ajustar el grip, cambiar la postura y la alineación, tocar backswing, plano del swing, etc. Siempre he pensado que el Banana Hulk se producía por un pronunciado cambio de plano que realizo al iniciar la bajada del palo, tipo Sergio Garcia o Brooks Henderson. ¿Y si mi suerte no estaba en ese movimiento? ¿Por qué estos jugadores profesionales tienen una bajada parecida a la mía y no conocen a Banana Hulk?

Mi suerte ha llegado en el tee de prácticas, en unas semanas en las que he entrenado más, en las que he probado cosas nuevas, me he grabado en video, he compartido conocimientos y sensaciones con mi hermano. La suerte me ha cogido entrenando. Un ajuste de postura y una mejor rotación del cuerpo a través del impacto escondían mi suerte. Hay que probar, equivocarse, volver a probar, fallar, volver a intentarlo, probar algo diferente, experimentar. En los últimos días he pegado los golpes tal y como quiero pegarlos, sin efecto, sólidos y sin esa parábola de derecha a izquierda tan peligrosa.

DESPUES DE MUCHOS LO TENGO, ESTA PUEDE SER LA BUENA

Le doy clase a un señor que ha dedicado su vida profesional a la música, en la orquesta filarmónica de Finlandia. La semana pasada me pregunto, Oscar, ¿Se puede jugar al golf sin entrenar? Me dijo que el conocía a gente que lo hacia, que le habían dicho que ellos no entrenaban. Yo le pregunté ¿Se puede tocar un instrumento musical sin entrenar? me contesto: tocarlo sí, que suene bien, no. Yo le pregunte también que si se atrevería a dar un concierto sin la debida preparación, me respondió: Por supuesto que no, como mínimo 10 años de entrenamiento. Ahí estaba la respuesta a su pregunta.

Yo he estado muchas horas buscando mi suerte, no sabes cuando va a llegar, no sabes cuando va a ser el próximo “lo tengo” o si ese “lo tengo” es el definitivo. Mi recomendación es, que cuanto más tiempo pases en la zona de entrenamiento, más experimentes, más pienses y más pruebes, más cerca estarás de tu suerte en el golf. La constancia y la paciencia son dos cualidades que hay que trabajar para convertirte en mejor golfista.

Recuerda, Soy lo que entreno

Al golf se juega hasta cuando hace sol

Esta entrada que escribo es producto de un largo e intenso invierno en nuestra escuela de golf. Muy lejos de nuestro agradable clima primaveral del cual hemos presumido tanto «contra» nuestros compatriotas peninsulares, estos meses, los canarios estamos sufriendo muchas semanas de frío, nubes y lluvias. Nos tiene un poco hartos la verdad, pero a todo hay que sacar una lectura positiva y de todo hay que aprender algo.

Yo tengo dos anécdotas sobre las cual he estado reflexionando y creo que debo compartir:

1. Los niños Finlandeses que no tenían miedo a la Lluvia.

La-casa-FinlandiaIncreíble! Hace unas semanas estaba dando clases a dos niños finlandeses (8 y 10 años) y me enseñaron una buena lección.  Teníamos una clase de dos horas y como no, ese día también llovía. Yo les había prometido que íbamos a salir jugar al campo después de los correspondientes ejercicios en la zona de práctica. Pues para allá que vamos (por supuesto mis alarmas habían saltado y yo había ido a coger el paraguas), en el hoyo 3 empieza a caer una lluvia apocalíptica, yo como buen canario me quedo paralizado debajo de mi paraguas para esperar a que pare ¿Que hicieron Otso y Eino? Seguir jugando al golf como si no pasara nada. Yo les dije que si querían, podían cubrirse debajo de mi paraguas a esperar a que parará de llover, ellos me contestaron que eso no era lluvia fuerte, que estaban acostumbrados y que estaban bien.

Pues así seguimos jugando y para mi sorpresa no les paso nada, no encogieron, no les subió la fiebre a 40º y los días siguientes pudieron venir a clase sin ningun problema. La conclusión que saco es que todo en esta vida es relativo, a mi me parecía una brutalidad, para esos simpáticos renacuajos rubitos no era nada. Si hubiéramos hecho caso de mi alarma canaria nos hubiéramos metido en la casa club y no hubiéramos disfrutado de esos hoyos.

¿Cuantas veces los padres habrán privado a sus hijos de una actividad porque parece que va a llover o porque esta lloviendo? Repito que Otso y Eino era de Finlandia, no de otro planeta. Jugar bajo la lluvia puede ser una experiencia muy enriquecedora.

 

2. Un torneo escuela bajo el diluvio universal

Diluvio Universal golfTodos los sábados por la tarde en nuestra escuela hacemos un torneito donde los alumnos pueden competir, conocerse y poner a prueba sus habilidades adquiridas. El sábado pasado tocó, como ya viene siendo habitual en las Islas Canarias, mal tiempo y lluvia.

Cuando íbamos a hacer el reparto de tarjetas y la gente debía ir a sus hoyos de salida empezó a llover un poco. En este momento Javi y Yo hicimos una rápida  reunión y decidimos que «Aquí se juega al golf lloviendo», decidimos dar ejemplo a los alumnos y que pareciera como que la lluvia no nos afectaba, si, estaba lloviendo ¿Y que?. Aunque algunos estaban deseando una suspensión (se les notaba en el rostro) se hizo el reparto de tarjetas, se contagio un espíritu épico-deportivo y la gente se dirigió a las salidas para comenzar a jugar. El torneo fue complicado, lento e incómodo en algunos momentos, pero hicimos el torneo como un día normal y no hubo ni un solo retirado, todos acabaron de jugar. Bravo por ellos!

Sin duda, para estos jugadores ha sido una gran experiencia, se han dado cuenta de muchas cosas importantes cuando juegas al golf lloviendo y otra vez, nadie sufrió daños irreparables por mojarse «un poco» jugando al golf. La pregunta de la gente siempre cuando llueve o hay posibilidades de que llueva es ¿así se juega al golf? Pues ya lo saben: Aquí se juega al golf aunque llueva, no es como el caso de los escoceses que juegan aunque haga sol.

Es cierto que mojarse es incómodo y que viviendo en canarias, con nuestro clima habitual podemos permitirnos el que si hace malo nos resguardemos y esperemos a otro día que haga mejor tiempo. Por el contrario, en Finlandia no es así, si pararan de hacer algo cuando llueve o hace frío, no harían nada. Pero, señores, estén preparados por si este es el primer duro invierno de muchos, debemos acostumbrarnos a disfrutar de esas inclemencias. Lo más importante para mi, estar bien equipado: paraguas, ropa adecuada al clima y a jugar!

 

Grip de golf: ciencia o costumbre

grip vardon¿Es importante tener un buen grip de golf? Como dijo el mítico Ben Hogan: El buen swing de golf comienza en un buen grip. Y tenia razón, la conexión que tenemos con el palo son las manos, si estas no quedan bien colocadas sin duda afectará en los mecanismos de nuestro swing. Mi reflexión de hoy es la siguiente ¿es necesario enseñar con tres tipos diferentes de grip? ¿alguien ha estudiado como afecta cada uno de los tres en el golpeo de la bola? ¿Arruinó Harry Vardon la vida de muchos golfistas con su grip superpuesto?¿ Sería más fácil enseñar un solo grip para todos los jugadores? ¿Nos estamos complicando demasiado con la técnica de golf, con tanta variable y tantas técnicas? ¿cuanto hay de ciencia y cuanto de «memoria histórica» en la enseñanza de golf?. Esto es lo que yo pienso.

En mi carrera como entrenador, por supuesto, he enseñado los tres tipos de grips que a mi me enseñaron: superpuesto (Vardon), entrelazado (Interlock) y el grip de «beisbol» (10 dedos) todos ellos acompañados de una breve explicación de porque es mejor o no y para que tipo de jugador es mejor. ¿Realmente es cierta toda esta teoría? Cuando enseñaba el grip superpuesto como el mejor siempre veía muchos problemas para que la gente lo hiciera bien y cuando veo a los jugadores amateurs por los campos de prácticas, en un alto porcentaje veo grips bastante deficientes, eso si, todos son rigurosos Vardons o interlocks. Es aquí cuando me empieza a rondar la cabeza la duda de que grip será mejor y si hasta ahora me estaba equivocando a la hora de enseñar a poner las manos en el palo.

grip de golf

Durante los últimos meses Javi y yo hemos estado trabajando una manera de hacer el swing de golf mucho mas fluida, dinámica y «suelta» buscando una sensación de brazos muy muy libres y elásticos. Es por esto que empecé a coquetear con el grip de beisbol, el único que no había jugado nunca y tampoco enseñado. Pues mira tu por donde, las sensaciones son fantásticas, más control en el palo, mas comodidad y posibilidad de mover el palo con los brazos mas sueltos y relajados. Como todo lo que probamos y nos gusta, decido empezar a trasmitirlo a los alumnos y los resultados son francamente buenos, me es más fácil enseñar el grip, me es más fácil corregir el grip a los que ya los tenían aprendido de otra manera y una cosa que es muy importante: la sensación de los alumnos es buena, las frases que he escuchado son «noto más control» «noto el palo más suelto». Con lo difícil que siempre ha sido un cambio de grip, que el cambio hacia un grip de beisbol haya tenido tan buena acogida, tan rápido, es muy significativo. Invito a todo el que lea esta entrada a probarlo. Si no lo pruebas, si no le das una oportunidad, nunca sabrás si te estabas perdiendo algo maravilloso.

Pues si! hasta nuevo aviso en Playgolf se enseña el grip de beisbol y por supuesto, sus entrenadores juegan con el mismo. ¿Como vas a enseñar algo en lo que no crees o no practicas?. Acerca de todo esto siempre tengo el mismo pensamiento, hay muchas cosas que se enseñan en golf por «memoria histórica» sin ninguna base científica, por ejemplo, el grip. Y es que nos hemos complicado mucho la vida, como a alguien que empieza un deporte le vas a soltar ese rollo de los tres grips y le vas hacer poner los que son más complicados sin que sepa muy bien porque. Además la técnica de golf se contradice, si el cuerpo es el que tiene generar la velocidad y los brazos deben ayudar a transferirla/aumentarla ¿porque usar un grip que teóricamente nos bloquee? esto afectará a la secuencia de movimientos que hagamos de manera negativa. Pienso que manos más sueltas, libres y mejor acopladas ayudarán a coordinar mejor el swing de golf dirigido por el cuerpo para generar la máxima velocidad en el palo.

Para acabar una frase que no se quien dijo y que siempre me ha hecho gracia. » Si se hubiera escrito tanto de sexo como se ha hecho de técnica de golf, la raza humana estaría condenada a la extinción».

Saludos!